Inicio Cultura «Zaragoza Vil», la Zaragoza más cutre, atrasada y servil en un documental

«Zaragoza Vil», la Zaragoza más cutre, atrasada y servil en un documental

Antonio Tausiet es el autor de una película documental que retrata la capital aragonesa a base de retranca y humor negro desde un punto de vista intencionadamente negativo

5

El autor zaragozano Antonio Tausiet (1967) firma «Zaragoza Vil», una producción audiovisual de hora y media de duración que repasa los hitos más negativos del devenir de la ciudad de Zaragoza a lo largo de los años. La película, según su autor es «un puzle de imágenes, vídeos y audios» que se acerca al llamado «cine de apropiación», reutilizando «material ajeno» para la producción de una obra nueva.

La Zaragoza que retrata Tausiet es la de una ciudad lastrada por tantas décadas de dominio de la cultura atrasada y opresiva de sus clases dominantes. La Iglesia, el ejército y el caciquismo han sido las fuerzas que han moldeado una ciudad a su imagen y semejanza, tal vez hoy con más fuerza que nunca. Según la voz que narra la historia de la Zaragoza Vil, los mitos y ritos del feudalismo marcan las estaciones con los tambores de semana Santa y las Castañuelas de los joteros de la ofrenda de flores. Pero no sólo las estaciones, también las horas desde la megafonía situada en las torres de Pilar, que emite regularmente la estridente jaculatoria del coro de infanticos. Según el autor, «detrás de esas pesadillas  están los grupos ancestrales del poder local que gobiernan sin ser elegidos».

Mailrelay, email marketing

Y es que en Zaragoza Vil el espectador podrá ver y oír ilustres nombres y apellidos vinculados al destino de la capital aragonesa. Luengo, Forcén, Solans, Alierta, Sainz de Varanda, Yarza, Mur, Rey, Carreras o Muro-Cordón, se entremezclan con las aun más conocidas SAICA, PIKOLIN, IBERCAJA, CAI Heraldo, Henneo… Zaragoza Vil da buena cuenta de las relaciones de estas «aristocracias de facto» y sus relaciones estrechas con el poder político, con el único paréntesis del periodo 2015-2019.

El olor de la papelera de Montañana, la destrucción del patrimonio urbanístico, las operaciones especulativas de las distintas órdenes religiosas y sus numerosos colegios concertados, la influencia del Opus Dei -con sus variados centros, clubes, asociaciones deportivas, etc- que sirven de lugares de adoctrinamiento ideológico para «el cincelado de los nuevos próceres» de la ciudad, auténticas «madrasas católicas». El tercio de suelo municipal en manos del Ministerio de Defensa, la presencia histórica de la Academia General Militar como baluarte de la persistencia del franquismo sociológico… El absurdo record de ser la ciudad con más centros comerciales por habitante de España -mientras se llenan unos, se vacían otros-, que sólo responde a operaciones especulativas. También la decadencia programada de El Tubo para su posterior operación urbanística.

Se menciona a la Virgen del Pilar y su utilización por parte de las fuerzas reaccionarias o el uso de los Sitios por la historiografía conservadora. Las procesiones como «escaparate de la fortaleza católica» con estrecha participación de los representantes públicos hasta 2015, aunque se subraya que este seguramente sea un paréntesis en 80 años de historia. Desde la inclusión de los tambores de Calanda en el franquismo llegamos al «gigantismo de nuestros días, en que la invasión de cofradías es un espantoso fenómeno turístico y folclórico».

A este horror político, social, cultural, humanístico y estético que encarna la heroica ciudad, Tausiet pone una fecha fundacional: el genocidio de 1936 que terminó con la vida de los defensores de la democracia y aterrorizó para siempre a los supervivientes de un lugar antaño obrero y revolucionario. Una matanza cuyos autores fueron la Iglesia, la Falange y el Ejército. Una herencia que todavía se exhibe orgullosa en placas, símbolos y nombres de calles que permanecen desde 1937 o, peor aún, se incorporaron recientemente por alcaldes socialistas, como la calle dedicada al fundador del Opus Dei.

La ciudad resultante de estos procesos históricos es un lugar propiedad de sus señores feudales, acaso tal vez con la aprobación entusiasta de los propios dominados, que reproducen la cultura y valores de sus señores y mantienen viva la identidad de una Zaragoza Vil que sigue siendo saqueada mientras hablamos.

Película completa:


Zaragoza Vil

5 Comentarios

  1. Tremendo documental!! Me ha encantado, es una joya, enhorabuena al autor Tausiet por el estupendo y concienzudo trabajo que ha hecho. Muy necesario para conocer quiénes han convertido esta tierra, ya dura de por sí, en un lugar más complicado para vivir y en un erial cultural. Enhorabuena, a ver si la emiten en Antena Aragón…

  2. Y mira que trato de ser aperturista, pero es dificil aceptar este tipo de lecturas trasnochadas de la historia. En muchos casos surgen por aprendizajes no cuestionados de mitos y lugares comunes en torno a hechos y circunstancias que, cuando menos, tienen lecturas paralelas y opinables.
    Y de opiniones se trata, una más, pero esta que aparece en el video parece hecha desde el rencor, el resentimiento y la radical polarización «trumpista» de este mundo contemporaneo en el que vivimos. Interpretación distorsionada y sesgada que demuestra la persistencia de unas versión moderna intelectualoide del arquetipo de confrontación en duelo a garrotazos, del ilustre pintor de Fuendetodos que tan fielmente describe la sociedad española.
    Que le aproveche, ha conseguido aumentar por treinta las visitas a su página de wikipedia, que no es mucho, pero seguro más de lo que se merece la miseria y ruindad intelectual del autor. Realmente vil

  3. Y mira que trato de ser aperturista, pero es dificil aceptar este tipo de lecturas trasnochadas de la historia. En muchos casos surgen por aprendizajes no cuestionados de mitos y lugares comunes en torno a hechos y circunstancias que, cuando menos, tienen lecturas paralelas y opinables.
    Y de opiniones se trata, una más, pero esta que aparece en el video parece hecha desde el rencor, el resentimiento y la radical polarización «trumpista» de este mundo contemporaneo en el que vivimos. Es la versión moderna intelectualoide del arquetipo del duelo a garrotazos del ilustre pintor de Fuendetodos que tan fielmente describe la sociedad española.
    Que le aproveche, ha conseguido aumentar por treinta las visitas a su página de wikipedia, que no es mucho, pero seguro más de lo que se merece la miseria y ruindad intelectual del autor. Realmente vil

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here