Inicio Portada Zaragoza, la pobre y envejecida capital metropolitana

Zaragoza, la pobre y envejecida capital metropolitana

Un estudio de Ebrópolis sitúa a la capital aragonesa como el municipio con los indicadores de bajas rentas más intensos del área que forma con su cinturón urbano y revela cómo la población de los antiguos barrios obreros y hoy multiculturales de Delicias, San José y Las Fuentes presenta unos sorprendentes niveles de dependencia de las pensiones que cuestionan el mito de la ciudad joven frente al campo envejecido

0
Los indicadores de renta e ingresos rompen varios mitos sobre la pujanza económica de Zaragoza y alertan sobre la deriva de dependencia que se está dando en algunos distritos.

Zaragoza no es lo que se cree. Ni en sí misma ni por comparación con su entorno. O, cuando menos, eso es lo que apuntan los datos de su realidad económica: la capital aragonesa arroja los indicadores de bajas rentas más intensos de su área metropolitana mientras la población de varios de sus distritos, especialmente algunos de los antiguos barrios obreros hoy transformados en enclaves multiculturales como Delicias, Las Fuentes o San José, presentan unos niveles de dependencia de las pensiones que no se dan en el resto de la zona periurbana y que matizan, o cuestionan abiertamente, el mito de la ciudad joven frente a un medio urbano envejecido.

Los datos proceden del informe “Renta neta media de Zaragoza y su entorno”, elaborado por Ebrópolis con los datos del estudio europeo Urban Audit, que disecciona las principales ciudades de la UE y de sus entornos metropolitanos en varios aspectos, entre ellos los económicos. Es la tercera edición del trabajo, ahora basado en datos de 2017, que son los últimos disponibles de las distintas agencias tributarias.

Mailrelay, email marketing

El 23% de la renta neta media de los zaragozanos, que es el dinero que les queda disponible una vez cubiertas sus cotizaciones sociales y saldados sus impuestos, procede de las pensiones, mayoritariamente de jubilación como ocurre en todo el Estado, mientras los salarios aportan un 61,4%.

El primero de esos datos se ve superado por el que ofrecen otros municipios, con escasas diferencias en casos como los de Botorrita (23,5%) y Perdiguera (23,8%), mayores en los de Leciñena (26,2%), Farlete (28.4%) y La Puebla de Albortón (28,4%) y más acusados todavía en el de Mozota, donde ese indicador alcanza el 31%.

Sin embargo, la distribución de peso de esas fuentes de ingresos en los barrios y distritos de la capital aragonesa ofrece sorpresas si se desciende un escalón geográfico: la dependencia de las pensiones como principal vector de ingresos alcanza el 30,6% en Delicias y el 29,4% tanto en San José-Cuéllar como en Las Fuentes, que únicamente se verían superados por Mozota, un pueblo de apenas 120 habitantes situado en el extremo sudoeste del área metropolitana de Zaragoza.

Sagasta, Independencia y Los Sitios, las excepciones de la confirmación

Otras cuatro zonas de la ciudad se encuentran por encima de la media de la capital y, en consecuencia, en el grupo de cabeza de toda la zona urbana. Se trata de Torrero-La Paz, donde el peso de las pensiones en la renta neta alcanza el 23,3%, La Almozara y la amplia zona histórica de la ciudad que integran el Casco Viejo y El Gancho, con un 24,1% y un 24,6%.

Junto con ellas, el 26,3% de la amplia zona del centro que incluye vías como los paseos de la Independencia y de Sagasta, la plaza de Los Sitios y las avenidas de Goya y Tenor Fleta aparece como la excepción que confirma la regla de la concentración del envejecimiento en los barrios multiculturales de la capital aragonesa.

Se trata, al mismo tiempo, de la única zona en la que los ingresos de carácter salarial suponen menos de la mitad de la renta neta de disponible de sus habitantes. Se quedan en el 47,7%, un registro que solo supera el 42,9% de La Puebla de Albortón, el municipio más sureño del área.

Ambos son, con un 23% y un 20,3%, los únicos en los que más de la quinta parte de la procedencia de las rentas del vecindario se halla en el epígrafe de “otros ingresos”, que incluye los ingresos procedentes de dividendos, intereses, alquileres, actividades económicas y “otras rentas en Regímenes Especiales”. Por el contrario, el peso de este bloque no llega al 6% en Torrero-La Paz ni al 7% en Las Fuentes.

Uno de cada ocho zaragozanos subsiste en la pobreza

“Los ingresos por pensiones (…) son más representativos en aquellos municipios más envejecidos”, señala el estudio, que añade que “los ingresos por prestaciones por desempleo más altos se dan en Puebla de Albortón (2,8%), o Fuentes de Ebro y Botorrita (2,3%); mientras que los más bajos en Leciñena (0,7%) y en el distrito 2 de Zaragoza (0,8%)”, correspondiente a la zona más pudiente de la ciudad.

Varios de los populosos barrios multiculturales de la capital vuelven a ofrecer los peores datos del área metropolitana en otros dos indicadores, en esta relación vinculados directamente a la pobreza: el porcentaje de vecinos cuyos ingresos netos no alcanzan los 10.000 euros anuales supera el 30% en el casco viejo, la Madalena y El Gancho (35,3%), Delicias (31,2%) y Las Fuentes(30,3%) y abarca más de una cuarta parte del censo en San José-Cuéllar (27,4%), Torrero-La Paz (27,7%) y los barrios rurales del oeste y el sur.

Ocurre algo similar con las tasas de población cuyos niveles de renta se encuentran por debajo del 50% de la mediana del territorio metropolitano de Zaragoza, una situación claramente por debajo de lo que se considera el umbral de la pobreza, establecido en el 60% de ese dato.

Se encuentran en esa situación más de la quinta tarde de los vecinos de amplio distrito que incluye el Casco Viejo y El Gancho, donde la tasa alcanza el 23%, muy distanciada del 17,8% de Delicias, el 16,4% de Las Fuentes y el 16,8% de los barrios rurales del sur y el oeste de la capital, la cual, con un 13,2%, arroja el ratio más elevado de todo el área metropolitana.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here