Inicio Opinión ¿Y yo que puedo hacer contra el Cambio Climático?

¿Y yo que puedo hacer contra el Cambio Climático?

0

Este año está siendo especialmente dramático en lo que respecta a la lucha contra el calentamiento global debido al Cambio Climático producido por el hombre.

Hemos visto como gran parte de los hielos de Groenlandia se han derretido durante este verano, hemos sufrido en nuestras propias carnes dos olas de calor que han dejado el récord de días con máximas por encima de los 40 grados en Zaragoza además de numerosos records en el corazón de Europa, estamos viendo como ha ardido una extensión como la provincia de Soria en el Amazonas, mientras tanto una parte de la juventud del Mundo ha empezado a movilizarse clamando por medidas porque ven que su futuro se presenta incierto mientras sus padres y sus abuelos (nosotros)  queman combustible a toda mecha.

Mailrelay, email marketing

Ya no son solo los datos que científicos de todo el mundo nos muestran cada mes, los niveles de CO2 alcanzados a día de hoy no se habían dado en la Tierra desde al menos hace 3.000.000 de años, antes de que el Homo Sapiens existiera como tal.  No hablo de que vayamos a tener una situación apocalíptica en la que los seres humanos vayamos a desaparecer, pero sí que habría que adaptarse muy rápidamente ante situaciones climáticas más extremas y eso puede ser muy doloroso: grandes sequias, fenómenos meteorológicos más extremos (olas de calor severas, tormentas, olas de frío severas), escasez de agua y migraciones consecuentemente, cambios drásticos en la agricultura lo cual afectaría a la economía, cambios en los estilos de vida y cambios en la forma de viajar.

Pero, ahora viene la pregunta que mucha gente me hace cuando les hablo de este tema: ¿yo qué puedo hacer contra el cambio climático?

Actuar, muchos pequeños cambios producen grandes cambios

Hablemos claro, cada español emite de media al año 7,5 de toneladas métricas de CO2 (la media mundial es de 4,9). En la época del boom inmobiliario (2005) emitíamos 8,1 toneladas; si, hemos bajado, pero claramente nuestro modelo de crecimiento económico contamina.

  • Alimentación: Más verdura, menos carne y más local.

Supone el 22% de las emisiones de CO2 de media que cada español realiza, aproximadamente 2000 Kg al año de CO2. Lógicamente no vamos a dejar de consumir alimentos, pero si queremos reducir las emisiones deberíamos consumir más productos locales con lo cual se reduce el transporte de estos y además se ayuda a la economía local. También deberíamos reducir el consumo de carne, que es uno de los productos que más contamina.

  • Uso de energía en la vivienda: La opción está en las compañías verdes.

En este apartado me refiero a todos los medios que utilizamos para enfriar o calentar la casa, uso de los electrodomésticos e iluminación.  Esto supone el 21% de nuestras emisiones totales.  Aquí dependemos directamente de nuestra compañía de electricidad o gas que tenemos contratada y como produzca la energía. Las compañías más contaminantes son Endesa e Iberdrola, las más extendidas a su vez. Pero aquí tenemos la opción de cambiar de compañía comercializadora por una compañía verde que solo nos suministrará energía verde, es decir que no producen CO2:  En Zaragoza tenemos una empresa que suministra energía 100% verde y se llama Syder.  Aquí podéis encontrar más empresas: Comercializadora de energía verde.

Por supuesto un uso racional de la electricidad o de energías va a suponer un mayor ahorro y una menor emisión de CO2. En un hogar típico los electrodomésticos que más consumen y por tanto más contaminan son el frigorífico, lavadora, cocina, horno y el lavavajillas. Lo que podemos hacer diariamente es optimizar su uso aprovechando cada uso. La calefacción y el aire acondicionado son otros de los elementos que más contaminan, si se usa electricidad la mejorar manera de no emitir CO2 es pasarse a una compañía eléctrica verde.

  • Uso de vehículos y transporte: Compartir viajes y el transporte público es una solución.

El uso del vehículo de forma personal que está muy ligado a nuestro desarrollo económico produce una gran emisión de CO2, la media en España es que supone el 12% de nuestras emisiones, pero existen alternativas mucho menos contaminantes si no nos queda más remedio que usar el coche: compartir coche con aplicaciones tipo Blablacar, usar el transporte público (lo que menos contamina es el metro y el tranvía), usar el tren.

En Zaragoza estamos viviendo una pequeña revolución en movilidad con la introducción de los patinetes eléctricos y el uso de la bicicleta ya hace años. Son medios de transporte que deberían incentivarse por todos los beneficios que acarrean para la contaminación y la salud.

  • Consumos secundarios: Consumir lo que necesitamos y divertirnos sin consumir.

En este apartado entra una gran variedad de servicios y productos que consumimos diariamente y están muy arraigados en nuestra sociedad, una de las principales razones por las que los negacionistas del cambio climático y muchos políticos temen los cambios porque suponen un cambio radical del sistema económico mundial: el consumismo.

En España, las mayores emisiones de CO2 por persona se producen por el consumo de: vehículos a motor (1481 kg/CO2/año sin contar el combustible); hostelería y alojamientos (1238 kg/CO2/año), Muebles y otros productos manufacturados (540 kg/CO2/año), gasto en llamadas y teléfonos móviles (465 Kg/CO2/año), ropa, textiles y calzado (403 kg/CO2/año), medicamentos (398 kg/CO2/año). Solo en cada uno de nosotros cabe la responsabilidad de consumir responsablemente.

  • Viajar menos en avión.
    De media en España supone el 6% de emisiones de CO2 por persona. Para grandes viajes las alternativas son escasas y se necesita más tiempo, para trayectos más cortos hay más alternativas. Pero la pregunta es ¿podremos mantener este ritmo de viajes en avión si contaminan tanto? ¿Habrá alternativas?
  • Plantar árboles para eliminar CO2

Así es, el hecho de plantar árboles ayuda a eliminar el CO2 del ambiente. Un pequeño gesto con mucho valor.

Demandar, la soberanía es del pueblo

He oído a veces gente que siente que no puede hacer nada porque estamos en manos de las grandes empresas o de la política. Pero debemos demandar y exigir cambios, no solo de voz, si no con las acciones que comentaba arriba. Estos cambios, que pueden parecer pequeños a nivel individual, si se multiplican al final transcienden a la cuenta de resultados de las grandes empresas y finalmente a la política, que no es más que un reflejo de la sociedad. ¿Por qué creéis que muchas grandes empresas empiezan a hablar de sostenibilidad? Porque saben que el cambio climático es una preocupación creciente.

Comunicar, empatizar para dar ejemplo

A través de la comunicación entre personas de un mismo lugar es la mejor forma que tenemos de empatizar, de aprender y de avanzar juntos, no es lo mismo lo que te cuenta un político que lo que te cuenta un vecino. Nuestras acciones, aun por pequeñas que nos parezcan, en nuestros círculos sociales tienen su transcendencia e influencia. Así que con ello animo a transmitir cada acción que hagamos para reducir la emisión de CO2 porque tendrá su influencia en nuestra comunidad.

Con este articulo he querido ofrecer de una manera práctica cuales son las formas que individualmente tenemos cada uno de reducir nuestras emisiones de CO2 y ayudar así a evitar un mayor calentamiento,  tener una vida más sostenible y un futuro para nuestros hijos y nietos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here