Inicio Economía Plusvalía: ZeC ya bonifica más de la mitad de las herencias

Plusvalía: ZeC ya bonifica más de la mitad de las herencias

También se reduce casi a la mitad el coste medio de una herencia bonificada, que pasa de los 202,28 euros de 2017 a los 106,82 euros de este año.

Más de 400 familias se han beneficiado de de las nuevas rebajas en el impuesto de plusvalía. Un 264% más que el año pasado.

0

Más de la mitad de las herencias giradas por el llamado impuesto de la plusvalía ya están bonificadas por parte del Ayuntamiento de Zaragoza. Ello es consecuencia de la modificación de las ordenanzas fiscales que propuso el gobierno de Zaragoza en Común el año pasado y que fue apoyado por PSOE y Chunta para beneficiar a más familias zaragozanas. Las cifras han sido adelantadas por el Consejero de Economía Fernando Rivarés en su comisión y se corresponden con lo recaudado hasta el 30 de noviembre de este año.

Concretamente, de los 19.629 recibos girados por la situación de «mortis causa», 10.018 se correspondieron con herencias bonificadas, mientras que 9.611 no lo estuvieron. Por tanto, el 51,03% de herencias, 1 de cada 2, están bonificadas. El resto de recibos emitidos por plusvalía en ese periodo, hasta 33.499, lo son por los conceptos de compraventa o de donaciones.

Mailrelay, email marketing

«El objetivo de Zaragoza en Común, al igual que con el IBI, siempre ha sido que paguen más los que más tienen a la vez que se bajan los impuestos para la mayoría de familias y pequeñas empresas» señala el propio Rivarés.

En la comparativa respecto al mismo periodo del año en 2017, se ve un incremento significativo de herencias bonificadas. De las 20.892 que hubo, tan sólo tuvieron una rebaja en su cuantía el 44,15% de las mismas. Eso supone una subida porcentual de 7 puntos en tan sólo un año.

El recibo medio se reduce a la mitad

Las ordenanzas fiscales de 2018, incluían como novedad la bonificación al 95% de todas las herencias cuyo valor catastral fuera inferior a 150.000. Ello significaba ampliar del 50% al 95% la bonificación para aquellas viviendas entre 100.000 y 150.000 euros. Un total de 408 familias se han visto beneficiadas por esta ampliación, habiendo crecido las mismas un 264% respecto a 2017.

Pese a haber aumentado el número de herencias bonificadas, ha disminuido la recaudación por las mismas en aproximadamente 800.000 euros. Así, el coste medio por herencia bonificada se ha visto reducido notablemente, prácticamente a la mitad. Habiendo pasado de los 202,28 € del año pasado a los 106,82 de 2018, lo que supone un 47,19 % menos.

Por tramos, para las herencias con valores catastrales inferiores a 50.000 €, el recibo medio ha pasado de 55,56 €. a 50,97 €., lo que supone un 8% menos. Para los pisos entre 50.000 y 100.000 € ha pasado de los 479,89 €. a tan sólo 128,11 €, que es una reducción del 73,30% y para las viviendas entre 100.000 y 150.000 € de valor catastral se pagan 963,60 €. de media frente a los 2046,08 €. de 2017.

En total, la recaudación por «mortis causa» ha descendido 5,5 millones de euros en 2018 respecto al año anterior, de los 21,7 recaudado de 2017 a los 16,2 de este año. El recibo medio también ha bajado un 20,65%: de los 1041 € a los 826 €.

Requisitos para la bonificación

Para que una vivienda pueda ser bonificada, tiene que ser la vivienda habitual de la persona fallecida y que la misma no sea vendida durante los dos años siguientes al fallecimiento.

Este último requisito es una de las grandes novedades incorporadas por Zaragoza en Común durante su mandato. En 2015 se requería que la vivienda no fuera vendida en 10 años. En las primeras ordenanzas fiscales aprobadas por ZeC pasó a reducirse a 5 años, mientras que las del 2017 ya contemplaban los 2 actuales.

El consejero de Economía, Fernando Rivarés, en una comparecencia de prensa. Fotografía: Ayuntamiento de Zaragoza

También pueden bonificarse la herencia de pequeñas empresas siempre y cuando la persona fallecida trabajase directa y personalmente en la misma. En ese caso, también tendrá que mantenerse la actividad económica dos años.

El PP propone bonificar a los más ricos

El mes que viene se debatirá en el pleno municipal una proposición normativa presentada por el Partido Popular encaminada a eliminar el límite de los 150.000 de valor del suelo y extender la bonificación del 95% a todos los hogares.

En realidad, esta medida únicamente afectaría a unas pocas viviendas de la ciudad, las de mayor valor. En este año, de las 19.000 herencias tramitadas, tan sólo el 1,60%, 315, se habrían visto afectadas. De prosperar la iniciativa popular, el ayuntamiento ingresaría 2,9 millones de euros menos.

Así mismo, también quiere que la medida no se circunscriba a la primera vivienda, y pide bonificar un 20% en el resto de inmuebles que tenga la persona fallecida de hasta 150.000 euros de valor catastral. Esto podrían suponer otros 2 millones de euros.

En Zaragoza existen 508.000 registros inmobiliarios, que incluye toda la vivienda, pero también todos los edificios de oficinas, comerciales o industriales que son los de mayor valor. De todos ellos, sólo el 7% tendría un valor superior al límite actual, y la mayor parte no estaría sometido a bonificación al no ser vivienda habitual o empresa individual.

Para la concejala popular María Navarro las cantidades que pagan los zaragozanos «nos parecen injustas y mayores de las que se pagan en el Impuesto de Sucesiones». Algo, que, a su juicio, “no tiene ningún sentido”. Según Navarro, hay un“un clamor social” en que se reforme este tributo.

Reforma que podría ser una realidad al mes que viene si nos atenemos al voto particular presentado por el PSOE.  En el mismo, acepta los planteamientos del PP aunque reduciendo a una única vivienda adicional la bonificación. Si el Partido Popular lo asume, entre los dos sumarán la mayoría suficiente para sacarla adelante y podrían añadir los votos de Ciudadanos para repetir el bloque que reformó el impuesto de sucesiones en las Cortes de Aragón.

Rivarés por su parte califica la propuesta del PP de «imprudente, demagógica y electoralista». Al concejal de Zaragoza en Común le preocupa que en un momento en que el gobierno español aún no ha decidido cómo regular el impuesto tras la sentencia del Tribunal Constitucional de final de 2017. A su juicio y en el caso de que el estado central decidiera compensar el descenso de recaudación en base al último ejercicio, «bajar el impuesto ahora puede suponer renunciar a unos ingresos para siempre, como ya sucedió cuando se redujo el impuesto de actividades económicas».

Cuando Rivarés accedió a la concejalía, únicamente se bonificaba el 75% de las herencias si el valor catastral era inferior a 40.000 euros y el 45% si estaba entre los 40.001 y los 70.000 euros. «Son casi 150.000 viviendas y pequeños comercios que no tenían derecho a bonificación que ahora sí la tienen, aparte de haber bajado el recibo enormemente a otros 320.000″. Además de «no reconocer» este trabajo, el PP hace un uso «partidario y bastante confuso» para mucha gente y «no cuentan las cosas como son» añade.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here