Inicio España Pedro Sánchez no convence a nadie

Pedro Sánchez no convence a nadie

El PSOE no logra ningún apoyo en el Congreso de los Diputados para la investidura de Pedro Sánchez, con la sola excepción de los dos diputados de los regionalistas de Cantabria

0

124 votos a favor, del Grupo socialista y de los regionalistas cántabros, son los únicos apoyos que Pedro Sánchez ha logrado recabar en su fallida investidura como presidente del Gobierno. En contra han votado 124 diputados, entre PP, Ciudadanos, Vox, Juns per Catalunya, Coalición Canaria y Navarra Suma. Los potenciales apoyos que el PSOE podría haber tenido para que Sánchez alcanzara la presidencia se han abstenido, 67 votos en total de las izquierdas de la cámara y el PNV. Ni Podemos, ni Izquierda Unida, ni Compromís, ni Esquerra Republicana de Catalunya, ni Bildu ni el PNV han querido investir a Pedro Sánchez presidente del Gobierno.

Unas negociaciones en directo

Las negociaciones entre el PSOE y Unidos Podemos han sido accidentadas y retransmitidas casi en vivo por los medios de comunicación. Las filtraciones de Moncloa han sido constantes y han enrarecido el ambiente de unas conversaciones que Podemos siempre calificó de poco sinceras por parte del PSOE. Pedro Sánchez pasó de ofrecer un «gobierno de cooperación»  en lugar de uno de coalición, lo cual suponía el apoyo de Podemos a su investidura a cambio de ser un «socio preferente» en el Congreso de los Diputados. El PSOE argumentó que las posiciones de Podemos sobre temas de estado, como la cuestión catalana, no permitían la participación de los morados en el Gobierno. A Podemos se le llegó a decir desde el PSOE que no podían participar de Trabajo porque «inquietaban» a la CEOE.

Mailrelay, email marketing

Podemos anunció que asumiría la posición del PSOE en el tema de Cataluña si era necesario y aceptaba renunciar a estar en ministerios clave. De ahí se pasó al veto de Pedro Sánchez a la figura de Pablo Iglesias. Según el candidato socialista, Pablo Iglesias no podía estar en ningún caso en el Consejo de Ministros. El secretario general de Podemos sorprendió a todos renunciando a estar en el Gobierno para no poner trabas a la posibilidad de conformar un gobierno de izquierdas inédito en España desde tiempos de la República.

Sólo entonces el PSOE se abrió a la posibilidad de ceder ministerios a miembros de Unidos Podemos, creando ministerios nuevos como el de «Juventud» u otros que ya tuvo el PSOE como Vivienda. La última oferta contenía una Vicepresidencia social -de competencias aun ignoradas- y sólo un ministerio de entidad: Sanidad, que tiene sus competencias transferidas a las Comunidades Autónomas. Para Podemos estas ofertas suponían una «humillación», ya que consideran que ya han renunciado a demasiadas cosas, incluyendo el veto a Pablo Iglesias o los ministerios considerados «de estado».

Intoxicaciones y filtraciones

El PSOE filtró un documento de «exigencias» de Podemos para desacreditar a la formación morada, en la que la misma exigía cinco ministerios, entre ellos Trabajo y Transición Energética, y una vicepresidencia. Podemos siempre defendió que presentaron un documento de «propuestas» para iniciar las negociaciones, y nunca uno de «exigencias» como el que se filtró, que estaba manipulado. La Vicepresidenta en funciones Carmen Calvo negaba totalmente esta o cualquier otra filtración a la prensa. Pues bien, según Maldita.es, el documento manipulado salió del Área de Vicepresidencia del Gobierno dirigida por Carmen Calvo. Este es solo un ejemplo que ilustra el ambiente y las pretensiones reales que han dominado una negociación encaminada a fracasar desde el comienzo.

La batalla del relato

Antes de finalizar la votación perdida para Sánchez, ya estaba en marcha la pugna por el relato del culpable de la repetición de elecciones en los medios de comunicación, a través de las declaraciones de portavoces políticos y opiniones de tertulianos, tendentes a apuntar a Podemos como culpable de provocar una posible repetición de elecciones.

El mismo Pedro Sánchez ha iniciado ese relato desde la tribuna momentos antes de la votación, acusando a Podemos de no haber aceptado generosas ofertas o de no querer realmente un gobierno de coalición. Iglesias le ha recordado que Podemos impulsó la moción de censura que hizo a Sánchez pendiente y que ha dado sobradas muestras desde entonces de querer un gobierno conjunto.

La presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, comunicará el jueves al rey que no hay candidato a la Presidencia del Gobierno por no haber recabado el apoyo de la mayoría de diputados. A partir de entonces se activará el plazo de dos meses para que se produzcan nuevos intentos. Si para entonces no hubiera candidato a ser investido, en los dos meses siguiente, contando desde el pasado día 23, se convocarán elecciones que se realizarán el 10 de noviembre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here