Inicio Despeinadas de Pepa Mary Elizabeth Walton, una pionera en la lucha por el medioambiente

Mary Elizabeth Walton, una pionera en la lucha por el medioambiente

En pleno estallido de conciencia ecologista, con todos sensibles por el cambio climático, la COP 25, Greta Thunberg y las marchas que llenan los centros de las ciudades y los campus universitarios, he querido rescatar a Mary Elizabeth Walton, una ingeniera inventora contra la contaminación

3
Tren elevado de Nueva York

¿Qué es el cambio climático? Todos tenemos bastante claro que la principal causa del cambio climático es el calentamiento global, y que una de las principales causas del calentamiento global, son los gases de efecto invernadero. Muchos expertos dicen que el calentamiento global comenzó con la revolución industrial, hace 180 años. Cuando me hablaron por primera vez en el colegio de la revolución industrial, había un invento que destacaba por encima de todos, la máquina de vapor, y un nombre que asociábamos con él, James Watt. La máquina de vapor se adaptó primero a campos como la minería, la industria textil, los molinos, las destilerías, las obras públicas o los talleres y con el tiempo a casi todo, pero sobre todo al transporte. Sin embargo tenía un efecto secundario: generaba contaminación, no sólo ambiental, sino también acústica. Mary Elizabeth Walton fue la primera persona en preocuparse por los problemas y consecuencias de esa contaminación. Y no se solo se quedó en preocupación, sino que se lanzó a resolver algunos de ellos. Fue la dama del silencio en la sociedad del ruido.

Mary Walton nació en Estados Unidos en 1827, siendo hija única. Poco he podido encontrar sobre su infancia o vida personal, salvo que su padre fue un hombre progresista que la alentó para que tuviese una educación, y que vivió la mayor parte de su vida en Nueva York. Lo que si me ha quedado claro, después de todo los que he leído y los pocos vídeos que he podido encontrar, es que Mary representó en su época lo que en el siglo XXI llamaríamos una pionera en la lucha por el medio ambiente.

Patente de Mary Elizabeth Walton para reducir la contaminación por humos
Mailrelay, email marketing

Las invenciones de Mary en el campo de la ingeniería, una profesión controlada por los hombres, la convirtieron en una de las pocas mujeres de su época que recibieron cierto reconocimiento social y económico. Todos los esfuerzos de Mary estaban dirigidos a mejorar la sociedad. Estaba muy preocupada por las consecuencias de todo el humo generado y lanzado a la atmósfera por las fábricas que habían surgido como consecuencia de la imparable industrialización. Mary era inteligente y creativa, así que esta inquietud fue la que la impulsó a diseñar un sistema para reducir los riesgos ambientales causados por la emisión de esos humos, que se vertían sin control por todo el país. El 18 de noviembre de 1879, Mary patentó un sistema, con el número 221.880, que minimizaba los efectos del humo de las industrias, impidiendo la emisión directa al medio de los humos procedentes de las chimeneas de las locomotoras, la industria y los edificios residenciales, desviando estas emisiones a tanques de agua donde se retenían los contaminantes que, a continuación, eran vertidos al alcantarillado.

Pero no solo los humos de la industria preocupaban a Mary. Tan solo dos años más tarde, patentó su segundo gran invento, con el número 237.422. A finales del siglo XIX, el tren elevado se convirtió en la solución a los problemas de transporte en la ciudad de Nueva York. El tren elevado empezó a funcionar el 2 de julio de 1878, y se extendió rápidamente a otras grandes ciudades de los Estados Unidos. Y este tren elevado, igual que en el caso de la máquina de vapor de Watt, venía de la mano de consecuencias que, en aquel momento, no se habían previsto. En 1880, la mayoría de los habitantes de Manhattan vivían a menos de diez minutos a pie de una de estas líneas, así que no es difícil imaginarlos soportando el ruido del paso del tren, hablando a gritos o interrumpiendo una conversación cada vez que uno de aquellos trenes circulaba por la vía. Los sociólogos llegaron a culpar al ruido de los trenes de las crisis nerviosas y neurosis en las ciudades.

Patente de Mary Elizabeth Walton para amortiguar el ruido del tren urbano

Mary, trabajando en el sótano de su casa, construyó un modelo a escala de una de estas vías elevadas y realizó con ella numerosos experimentos hasta que descubrió un excelente amortiguador del sonido. Hay quien cuenta que una noche, cuando Mary dormía en su cama, con la cabeza de lado apoyada sobre su almohada, pasó uno de aquellos trenes, y en ese momento se dio cuenta de que el ruido se reducía, y eso le dio la idea. Recubrió los raíles con una envoltura de madera pintada de alquitrán y algodón que se llenaba de arena, facilitando la absorción del ruido y las vibraciones. Patentó su invento el 8 de febrero de 1891. Fue tan eficaz que vendió los derechos a la compañía metropolitana de ferrocarril de Nueva York por 10.000 dólares.

3 Comentarios

  1. Muy interesante el artículo. Cómo todos los de despeinadas de Pepa. Un gusto aprender y conocer a mujeres tan interesantes.

    • Muchas gracias, Eva. La visibilización es importante. Hay muchas mujeres que contribuyeron a hacer este mundo mejor, y es importante que las conozcamos y que podamos tenerlas de referencia.

  2. Muchas gracias Pepa por dar la oportunidad de poder conocer a mujeres como Mary, estás haciendo una labor estupenda, besicos y saludicos 💓

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here