Inicio Aragón Las mujeres ya asumen el 80% de los trabajos de jornada parcial...

Las mujeres ya asumen el 80% de los trabajos de jornada parcial en Aragón

La precariedad se ceba con el sector femenino del empleo, cuya presencia es reducida en los estratos mejor pagados de las plantillas para aumentar en los que peores remuneraciones reciben

0
Las mujeres son mayoría en los puestos de gestión administrativa de sectores como la industria y la construcción y minoría entre los trabajadores cualificados de esos ámbitos laborales.

Las mujeres asumen el 80% de los empleos de jornada parcial en Aragón, según indica la EPA (Encuesta de Población Activa) del INE (Instituto Nacional de Estadística), que revela cómo el trabajo precario tiene un perfil claramente feminizado en la comunidad.

Esa situación, con una relación de 64.700 mujeres trabajando con una jornada incompleta por 15.600 varones en la última edición de la EPA, referente al cierre del tercer trimestre del año pasado, se ha intensificado en los últimos años, en los que el empleo parcial ha aumentado entre las primeras (8.000 más en los cuatro últimos años) mientras descendía entre los segundos (1.600 menos).

Mailrelay, email marketing

De hecho, la proporción de tres a uno registrada en la primera de esas fechas, cuando comenzaba la recuperación de las variables macroeconómicas, es una de las más bajas de la última década.

Está muy alejada del seis y medio a uno que provocó el ‘diente de sierra’ del otoño de 2008 y del cinco a uno de la misma época de 2012, coincidiendo en ambos casos con un descenso de la ocupación parcial masculina, que nunca pasó de los 21.200 (marzo de 2014) mientras la femenina jamás bajó de 53.200 (otoño de 2010) para alcanzar un tope de 73.100 el pasado verano.

Una desproporción con el peso laboral real

Ese elevado peso de la jornada parcial, provocado en parte por reducciones de jornada con motivo dela maternidad pero que en su mayoría se deriva de la imposibilidad de encontrar una ocupación de tiempo completo, no se corresponde con el peso de la mujer en el mercado laboral aragonés, en el que supone un 44,8% con 260.400 ocupadas de 580.100.

Sin embargo, ese peso laboral de la mujer no se reparte de una manera homogénea entre los cuatro grandes sectores productivos.

Más de ocho de cada diez (218.400) se ganan la vida en el sector servicios, que se caracteriza por una mayor frecuencia de los contratos precarios, mientras apenas 29.400 trabajan en la industria, que es tradicionalmente el que ofrece unas condiciones laborales más estables. De hecho, las tendencias del mercado laboral en su conjunto se invierten en los servicios, donde los hombres son el 43,7% de los ocupados.

Mayoría en los servicios y la gestión administrativa

Se quedan en el 25,7% en la industria, mientras las 8.500 que se ocupan en la agricultura caen al 18,6% y las 4.100 que lo hacen en la construcción, habitualmente en trabajos de gestión administrativa, bajan al 11,2%.

A ese elevado peso de las jornadas parciales, en las que se emplean ya casi una de cada cuatro, se le suma su escasa presencia en los estratos mejor pagados de las plantillas: son mayoría en los más bajos y minoría en los más elevados, en ambos casos, respectivamente, por encima y por debajo de su peso en el mercado laboral.

Las mujeres son menos de un tercio de los directores y gerentes de empresas (2.400 de 7.300), apenas una tercera parte de los técnicos (20.300 de 52.600) y caen a una de cada ocho entre los trabajadores cualificados de la industria y de la construcción (3.500 de 28.100).

Paralelamente, aunque su presencia crece en las tareas administrativas (6.400 de 24.100, el 26,5%) y aumenta en los llamados “trabajos elementales” (9.900 de 26.300, el 37%), aunque por debajo de su media general en ambos casos, esta únicamente se dispara en el epígrafe que suma la restauración, el comercio, la seguridad y los servicios personales, donde alcanzan el 68% con 27.800 de 40.700.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here