Inicio Aragón Lambán sube a 16 millones la apuesta por el coche eléctrico de...

Lambán sube a 16 millones la apuesta por el coche eléctrico de Opel

El Gobierno de Aragón convoca dos nuevas líneas de ayuda para la investigación de sistemas y modelos de producción del vehículo eléctrico para tratar de garantizar la continuidad de la industria automovilística de Figueruelas

0
El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, durante una visita a la planta de Opel en Figueruelas.

Todo al coche eléctrico. O todo lo que se pueda, vaya. El Gobierno de Aragón ha subido a 16 millones de euros en tres años su apuesta por financiar trabajos de investigación e inversiones directas relacionadas con la transición de la planta de Opel-PSA en Figueruelas hacia el nuevo modelo de automóvil sin motor de combustión.

La última aportación, de doce millones en tres años que se suman a una anterior de cuatro y que amplía otra de 2,73, fue publicada en el BOA del pasado lunes, veinte de mayo. En plena campaña y comprometiendo recursos de futuros presupuestos, sí, aunque ese no deja de ser un detalle circunstancial, ya que las ayudas a la factoría automovilística cuentan con un amplio respaldo en las Cortes en funciones y, a tenor de lo que pronostican los sondeos, lo tendrán también en las que saldrán de las urnas el próximo domingo.

Mailrelay, email marketing

“Es algo en lo que no nos podemos retrasar”, señalas fuentes del PSOE aragonés. “Una planta como la de Figueruelas no se cierra de un día para otro, pero sin una apuesta decidida de la Administración es posible que eso hubiera podido ocurrir a medio plazo”, añaden, ante la contracción de la industria automovilística a nivel mundial y las apuestas de las compañías por replegar la producción hacia sus países de origen.

Una ayuda directa y una doble convocatoria

En cualquier caso, la de esta semana es la tercera (segunda ampliada) línea de ayudas al coche eléctrico que saca adelante el Gobierno de Aragón en apenas un mes y medio.

La primera fue una subvención directa de cuatro millones de euros a la planta de Figueruelas, detraída del Fondo de Garantía de Servicios Públicos, destinada a garantizar “su viabilidad a corto y medio plazo”.

Solicitada por la propia Opel, tiene como finalidad financiar proyectos de investigación y desarrollo en eficiencia energética y medioambiental, lo que se traduce en la financiación del diseño y la fabricación de los coches eléctricos en la factoría zaragozana. Tanto esta como la siguiente fueron aprobadas por decreto.

La segunda, de 2,73 millones, detraída en este caso de la partida presupuestaria de “Apoyo a empresas aragonesas”, tiene como objetivo financiar una convocatoria de subvenciones para “realizar en Aragón proyectos empresariales relativos al desarrollo del vehículo eléctrico” destinada a captar a alguna de las quince empresas que hace unos meses se interesaron por captar recursos públicos para desarrollar un total de 19 proyectos vinculados al nuevo modelo de transporte.

La tercera consiste en un programa de ayudas a desarrollar en tres años que suma una cuantía de 9,27 millones de euros (4,632 en 2020 y 2021) a los 2,735 que la segunda consignaba para este año. Va también con cargo a la partida de “Apoyo a empresas aragonesas”.

Hasta dos millones por proyecto

Esas cifras pueden variar al alza, ya que la propia orden especifica que “la distribución temporal [de los fondos] es estimativa” y que “podrá ser objeto de modificación según las disponibilidades presupuestarias existentes en cada ejercicio, las cuantías de los proyectos presentados y su ejecución prevista”. Esos créditos, añade, “podrán ser objeto de un incremento derivado de una generación, ampliación o incorporación de crédito sin necesidad de nueva convocatoria”.

“Las subvenciones otorgadas tienen como objetivo impulsar la industria de la automoción en la comunidad autónoma para contribuir al posicionamiento de Aragón como un referente a nivel internacional”, añade la orden, que añade que las ayudas “quedarían exentas de la obligación de notificación” a la UE que establece la normativa comunitaria: quince millones de euros para los desarrollos experimentales y veinte para la investigación industrial.

También contempla que “hasta el 30% del importe de la actividad subvencionada” pueda ser subcontratada con otras entidades, mientras que las ayudas alcanzarán a un máximo del 25% del coste en el apartado de desarrollo experimental, con un límite de 1,5 millones, y al 50% en la investigación industrial, en este caso con un máximo de dos millones de euros.

Está dirigida a “empresas y organismos de investigación y difusión de conocimientos establecidos en la comunidad”, es decir, a las auxiliares tecnológicas de la industria automovilística, que pueden participar, tanto individualmente como en grupos de cooperación, con proyectos “vinculados al desarrollo del vehículo eléctrico con elementos de desarrollo experimental y/o investigación industrial”, lo que incluye el desarrollo de prototipos. Cada centro deberá ejecutar al menos el 10% del proyecto en caso de colaboraciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here