Inicio Portada La izquierda aragonesa deberá aclarar si tolera el circo con animales

La izquierda aragonesa deberá aclarar si tolera el circo con animales

Ciudadanos y el PAR obligan con varias enmiendas a la propuesta del Gobierno de Aragón a debatir en las Cortes el veto al uso de cualquier tipo de animales en espectáculos circenses

0

Las Cortes de Aragón debatirán en unas semanas la comunidad va a seguir tolerando la utilización de animales domésticos, y de los silvestres impropios de los ecosistemas españoles, en el circo: Ciudadanos y el PAR han presentado sendas baterías de enmiendas al proyecto de ley del Gobierno en las que proponen vetar el uso de cualquier tipo de animales en esos espectáculos en el territorio de la comunidad, algo que ya han hecho Baleares, la Comunidad Valenciana y La Rioja.

Las propuestas de estas dos formaciones ponen en un brete a los partidos de la izquierda aragonesa, habitualmente más cercanos a los postulados animalistas que los del centro-derecha pero que, en este caso, han eludido presentar ninguna propuesta en ese sentido. Ni PSOE y Cha, lo que resulta normal cuando integran el Gobierno que propone que los domésticos sigan en los escenarios, ni Podemos e IU, sus principales apoyos desde la oposición a lo largo de toda la legislatura.

Fruteria online

La enmienda de Ciudadanos propone “extender la prohibición del uso de animales en los circos a todas las especies” ante “el grado de sufrimiento que se inflige en los circos a los animales, sea cual sea su especie”, y visto que “no es posible garantizar el bienestar de los animales en los circos y evitar los daños físicos y psíquicos que se producen en las actividades circenses”.

Es la misma postura que defendió el Comité consultivo de Protección y Bienestar Animal de Aragón cuando se posicionó sobre el anteproyecto de la ley.

El PAR, por su parte, argumenta que “se considera más conveniente que los espectáculos circenses se desarrollen sin la utilización de animales”.

Y, paralelamente, ambas formaciones reclaman, en coherencia con sus planteamientos, suprimir el artículo que regula el uso de los domésticos e incluir como infracción la utilización de cualquier tipo de animales, lo que acarrearía multas de 601 a 6.010 euros además de una eventual clausura y la retirada de la licencia, y proponen incluir en la exposición de motivos una declaración en ese sentido.

“Las prácticas circenses con animales pueden suponer un elemento fundamental para el tráfico ilegal de animales y la caza furtiva de especies protegidas”, sostiene el PAR, mientras Ciudadanos considera “necesario que desaparezca también en el preámbulo la distinción entre animales silvestres y otros animales, ya que la protección legal tiene que alcanzar a todas las especies de animales que se utilizan en el circo”.

En el extremo opuesto, en este caso con una llamativa ubicación intermedia de los partidos de la izquierda, se sitúa el PP, partidario de avalar el uso de los domésticos y también el de los silvestres cuando su situación no infrinja la normativa de bienestar y salud animal, así como, también por coherencia, eliminar del listado de infracciones la utilización de estos últimos.

Los planteamientos de estas tres formaciones hacen prever un intenso debate y una votación plagada de ‘retratos’. De entrada, el texto del Gobierno tiene el apoyo de 20 diputados (18 del PSOE y dos de Cha), la extensión del veto a cualquier tipo de animales la de once (seis del PAR y cinco de Ciudadanos) y su supresión para los silvestres ‘nacionales’ la de 21 (PP). Aunque, obviamente, otra cosa distinta es el rechazo que puede cosechar cada una de esas posturas.

Queda en el aire el sentido del voto de los quince de Podemos (14) e IU (1), suficientes para que prosperen las tesis animalistas siempre que no lo impida una confluencia de los partidos que sustentan al Gobierno con el principal de la oposición para rechazar las propuestas de PAR y Ciudadanos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here