Inicio Aragón La asfixia del autónomo: más de 15.000 pierden dinero y cada semana...

La asfixia del autónomo: más de 15.000 pierden dinero y cada semana abandonan 56

Las cifras de la Seguridad Social y la Agencia Tributaria ponen sobre la mesa la intensa crisis que viene sacudiendo el sector del trabajo por cuenta propia en Aragón

0
El pinchazo de la burbuja del emprendimiento está teniendo consecuencias negativas para el sector de los autónomos.

Casi sesenta abandonan cada semana y más de 15.000 pierden dinero con sus negocios: el sector del trabajo autónomo atraviesa una etapa de intensa crisis en Aragón sin que las instituciones acierten a poner en marcha medidas de apoyo para atajar esa evolución.

La Estadística de Rendimientos de Actividades Económicas de la Agencia Tributaria acaba de aportar los últimos datos sobre esta crisis: más de 15.000 trabajadores por cuenta propia pierden dinero con sus negocios en la comunidad, en la que solo 89.905 de 105.650 cierran el año con un resultado positivo, según indican los datos de la declaración del IRPF de 2017, que son los últimos disponibles.

Mailrelay, email marketing

Son entre uno de cada seis y uno de cada siete (14,9%), en un volumen que lleva unos años repitiéndose prácticamente: 16.070 de 108.992 en 2016, en los que el número de los que pierden dinero con su actividad mantiene una tendencia alcista mientras el volumen de miembros del sector tiende a la baja.

En muchos casos, explican fuentes de las asociaciones del ramo, ese mantenimiento de la actividad pese a las pérdidas se produce por una situación de necesidad: el intento de alcanzar una pensión de jubilación digna a costa de comerse los ahorros a base de cotizar.

Menos rendimiento que el campo con el triple de empleo

Con una tasa de ocupaciones deficitarias inferior en menos de un punto y medio al 16,2% estatal, la diferencia resulta todavía más acusada, aunque similar en términos porcentuales, si la referencia es el número de actividades económicas en lugar de la cifra de personas. En ese caso, los que arrojan pérdidas son 17.331 de 118.064 (14,67%).

En cualquier caso, y descontadas las pérdidas, los autónomos generan un rendimiento ligeramente superior a los mil millones de euros anuales (1.053 en el caso de los que obtienen beneficios) que equivale a un 2,8% del PIB de la comunidad en ese año (2017), cuando alcanzó los 36.380 millones de euros.

Ese rendimiento se encuentra por debajo de la que ofrecen otros sectores como el agrario, cuya renta global se elevó en ese ejercicio a 1.841 millones de euros, aunque obviamente con un nivel de actividades subvencionadas claramente inferior. También hay diferencias en cuanto a la ocupación: los autónomos mantenían 77.422 asalariados mientras la media anual del campo no llega a 20.000, con un pico estival de 21.400.

Casi 3.000 menos en un año

En esa situación no es de extrañar que, según recoge el último informe mensual de UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) de Aragón, elaborado con datos de la Seguridad Social, el volumen de trabajadores por cuenta propia se haya reducido en más de 16.000 en una década.

Concretamente, los 101.728 censados en octubre de este año suponen una reducción de 16.137 en relación con los 117.865 de marzo de 2008. Ese dato también revela que en menos de dos años, entre diciembre de 2017 y octubre de 2019, la merma ha sido de 3.922.

El grueso de ese retroceso, 2.946, se ha concentrado en el último año, en los doce meses transcurridos entre los meses de octubre de 2018 y de 2019, lo que arroja una alarmante media de media de 56 por semana, casi una docena por día laborable.

Falsos autónomos con ingresos salariales

La mayoría de esas bajas se concentran en la industria manufacturera, con 2.419, buen parte de ellas consecuencia de las regularizaciones de falsos autónomos en los mataderos forzadas por la Inspección de Trabajo o logradas por los sindicatos en las mesas de negociación.

El número de regularizaciones formalizadas queda lejos de esas cifras, aunque otra cosa es el efecto que esa salida de autónomos con ingresos salariales fraudulentos vaya a tener en el conjunto del sector.

Otros ramos del trabajo autónomo en los que el volumen de bajas ha sido notable son los del comercio (438), la construcción (143), la agricultura y la ganadería (153), mientras los principales avances se daban en las actividades artísticas (84), la educación (61) y los profesionales del ámbito científico y técnico (53), en todos los casos con volúmenes superiores a otros donde esta figura es más habitual como ocurre en la hostelería (49).

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here