Inicio Opinión Inseguridad

Inseguridad

0

Leyendo según qué cosas en internet y en papel pareciera que Zaragoza se haya convertido en el Bronx y que haya un criminal acechando en cada esquina para quitarnos el móvil con la técnica del Mata león. No hay nada que le prive más a la prensa, y a la amarilla en particular, poner nombres terroríficos, bautizar los escándalos con palabras rimbombantes o inventar apodos para los asesinos. Con lo del Mata león encontraron lo que faltaba para darle vida al relato de la ciudad asediada por menas (el acrónimo que se refiere a los menores extranjeros no acompañados), otra palabra que ha hecho furor en la opinión pública y en la extrema derecha.

Pero no hay más que salir a la calle en Zaragoza para comprobar que no hay ni el más mínimo atisbo de sensación de inseguridad. Obviamente hay sitios peores que otros y los datos de criminalidad indican un repunte de la delincuencia, eso no se puede negar. Seguramente los vecinos del entorno de la calle Pignatelli no tengan la misma seguridad que el que vive en cualquier otro barrio. Ahora bien, este hecho ni es de ahora ni está relacionado necesariamente con el repunte de delincuencia. Más bien parece estar relacionado con los intereses inmobiliarios de los especuladores que fomentan la aparición de ciertos elementos que hagan la vida imposible en el barrio. Esto, a su vez, explicaría el celo que ponen algunos medios en generar alarma social y sensación de inseguridad.

Mailrelay, email marketing

La ultraderecha local, que vive un momento dulce, también recoge frutos. Desde Vox a los pequeños partidos ultras de Zaragoza se han volcado en el asunto movilizándose en la calle y en las redes, difundiendo datos y atracos inventados y haciendo llamadas a las patrullas ciudadanas mientras pintan la ciudad como la capital del crimen. Han encontrado un tema magnífico con el que continuar agitando el odio después de que haya acabado el culebrón del Open Arms, enlazando con Barcelona y la tormenta mediática sobre Ada Colau. El único fallo en su gran plan es que se han olvidado de que aquí ya no gobierna la izquierda y que si Colau es responsable allí, Azcón y Ciudadanos lo serán aquí.

Los datos son tozudos. Zaragoza es una de las ciudades con menor tasa de delincuencia de España. Y al final, quien soluciona el asunto no son los fachas con sus imaginarias patrullas ciudadanas de Homer Simpson ni los titulares alarmistas.  Es la policía cuando hace su trabajo y consigue reducir los atracos empujando a los delincuentes a otras actividades. Que los robos de móvil son muy espectaculares, pero en el aumento de la delincuencia, dos tercios de la misma son delitos al volante, las estafas y la violencia machista. No veremos a los ultras agitar al personal por esos motivos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here