Inicio Opinión Estado de pseudo alarma

Estado de pseudo alarma

0
Trabajadores del almacen de BSH-Balay se niegan a trabajar hasta que llegue Inspección de Trabajo

Desde que se conociera la información del nuevo corona virus en China, muchos expertos epidemiólogos estaban alertando de los enormes riesgos que tenía para todo el mundo y de la necesidad de tomar medidas estrictas. Aquí hemos vivido de espaldas a la realidad, sin tomar medidas cuando había que tomarlas y ahora nos ha explotado el problema con unas consecuencias irreversibles y dramáticas.

Posiblemente ahora en España haya cientos de miles de infectados con el COVID-19, una cifra sobre la que se podrían realizar estimaciones pero que no es posible conocer con cierta exactitud puesto que apenas hemos realizado test en nuestro país. Pero el volumen de fallecidos indica que los 25.000 diagnosticados oficialmente posiblemente no sean ni una décima parte del total.

Mailrelay, email marketing

Y, ante semejante situación, el Gobierno sigue sin tomar las medidas necesarias. Ni las tomó en el momento oportuno, cuando se podría haber frenado su expansión inicial, ni las está tomando ahora, para frenar su progresión exponencial. Que haya millones de trabajadores yendo diariamente a sus centros de trabajo para llevar a cabo actividades productivas no esenciales es de una irresponsabilidad difícilmente descriptible. Una irresponsabilidad que va a costar muchas vidas.

Ayer Pedro Sánchez, en su discurso a la nación, decía que España era el país europeo con las medidas más restrictivas. Dos horas después, su discurso ya había caducado, pues Italia paralizaba toda la actividad productiva presencial no esencial.

El Gobierno debe seguir inmediatamente el ejemplo de Italia y tomar la misma decisión. Una decisión que se ha demostrado altamente eficaz en China pero que aquí nos resistimos a tomar por sus consecuencias económicas. El daño económico, sin duda, va a ser terrible y dramático, pero se podrán tomar medidas para remediarlo. Cada vida humana que se pierda es irreversible. Y, mucho me temo y ojalá me equivoque, se pueden perder decenas de miles en los próximos meses sólo en España.

Necesitamos un Estado de Alarma de verdad,  con un país paralizado, confinado en sus hogares, excepto lo estrictamente necesario. Frenar los contagios y dotar de todos los medios posibles a los hospitales y laboratorios es lo único que ahora importa. Y contener la respiración. Porque en una cosa llevaba razón nuestro Presidente, los próximos días y semanas van a ser muy duros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here