Inicio Portada El Zaragoza se gasta los 400.000 euros públicos de los asientos de...

El Zaragoza se gasta los 400.000 euros públicos de los asientos de La Romareda y no los limpiará

El Gobierno de Azcón autoriza a que el club gaste el dinero público pensado para limpiar las butacas en iluminación para la televisión

Los aficionados deberán seguir esperando mientras el Zaragoza reconoce que no los adecentó por la intención del alcalde de remodelar el campo

1
Este es el lamentable estado de los asientos de La Romareda tras décadas de abandono y falta de mantenimiento.

«En la vida has visto tu asiento de La Romareda limpio, Hulio». Cualquier habitual al estadio está acostumbrado a oír comentarios de este tipo y a ver como, semana tras semana, tiene que hacer malabarismos para no mancharse la ropa mientras a sufre en primera persona el deterioro del campo.

Cuando parecía qué, tras décadas de abandono y de falta de mantenimiento por parte del Zaragoza, por fin se iba a cambiar esta situación tras la firma de un convenio entre el anterior alcalde Santisteve y el presidente del club, Christian Lapetra; el Real Zaragoza ha decidido gastarse el dinero público que debía destinarse a ello en otras actuaciones en el estadio que no repercuten directamente en la afición.

Un convenio para limpiar y pintar los asientos

Mailrelay, email marketing

En diciembre de 2018, Ayuntamiento de Zaragoza y Real Zaragoza acordaron destinar 400.000 euros públicos a «mejoras en el estadio de La Romareda, concretamente a limpiar y pintar los actuales asientos» según anunciaba la web municipal. «El objetivo de esta inversión municipal es dar respuesta a una demanda histórica de la afición para adecentar las butacas del estadio, muchas de las cuales acumulan décadas de deterioro», señalaba la nota de prensa municipal.

Así, se daban detalles tales como que la actuación se haría en la primavera de 2019, que se emplearía una técnica de éxito utilizada en varios estadios y que los trabajos incluirían el pulido, limpieza y tratamiento con agentes químicos.  «El Real Zaragoza se compromete a llevar a cabo esta mejora en el estadio y el Ayuntamiento de Zaragoza se hará cargo del coste de la inversión», se señalaba a los medios. En ese momento, el R. Zaragoza cobró 320.000 de las arcas municipales, quedando pendientes de recibir los 80.000 restantes tras justificar las tareas.

Sin embargo, pasada la primavera (y el verano) dio comienzo la nueva temporada y de limpiar y pintar los asientos, no había más rastro que el que éstos dejan en las ropas de los aficionados.

El Zaragoza elige la tele frente a su afición

El 30 de agosto de 2019, según  la documentación a la que ha tenido acceso Cierzo Digital, los responsables del Real Zaragoza «se acuerdan» que tienen pendientes de realizar unas inversiones en la iluminación para cumplir con el reglamento de retransmisiones televisivas de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) que les habían sido comunicadas al club en abril de 2018, bastantes meses antes de la firma del convenio. Es entonces, casi un año y medio después de recibir las obligaciones que les impone la LFP, deciden solicitar al Ayuntamiento «la sustitución de la actual obligación establecida en el Convenio» por esa nueva.

Así mismo, también dice acometer el «Plan de Autoprotección del Estadio Municipal» que no es una mejora física sino un documento de funciones del personal en caso de emergencia y que encarga a la misma empresa de seguridad privada del campo.

En dicha solicitud, el Real Zaragoza reconoce «no haber procedido al pintado de los asientos» y lo justifica diciendo que es por la  «pretensión del nuevo equipo de gobierno de acometer la remodelación de la actual instalación, taI y como se ha puesto de manifiesto en diversos medios de prensa».

Extracto del informe municipal donde reconoce que el Zaragoza no ha hecho lo acordado en su momento con el Ayuntamiento.

 

El Ayuntamiento de Azcón da luz verde

El Ayuntamiento, dirigido ya por un Jorge Azcón que siendo candidato dio una rueda de prensa en pleno césped del municipal acompañado por Lapetra, le viene a contestar al Zaragoza que no es necesario tener que autorizar ese cambio ya que, «aunque resulta palmario el carácter finalista de la aportación económica efectuada por el municipio para la sustitución y/o pintado de los asientos existentes dado su estado de deterioro y suciedad», también se pueden realizar las actuaciones de mejora que se consideren convenientes». Es decir, le da vía libre para que el Zaragoza se gaste los 400.000 euros de dinero público en lo que quiera.

El 2 de Octubre, el Coordinador de Área Miguel Ángel Abadía, basado en el informe elaborado por Pedro Marín, Director de Servicios de Estudios y Programas de Suelo y Vivienda, informaba de esta situación al R. Zaragoza pero a su vez que le imponía el «improrrogable» plazo de un mes para aportar «las facturas correspondientes a las obras ejecutadas para la sustitución y/o pintado de los asientos, así como todas aquellas efectuadas para la mejora de la seguridad e iluminación de la instalación».

El plazo del mes también finalizó y no fue hasta el 15 de noviembre cuando el R.Zaragoza presentó la justificación del gasto aportando cinco facturas:

  • Una fechada en enero de 2019 y otra en septiembre de ese año, de 2.548,26 €  y de 1.345,64 € respectivamente en concepto de sustitución de asientos llevada a cabo por Daplast.
  • Una de 319.221,18 €  fechada el 31 de octubre de 2019, relativa a actuaciones de adecuación del alumbrado a favor de Montajes Eléctricos Arranz.
  • Una de 51.002,11 € de 15 de noviembre de 2019, relativa a la asistencia técnica para la redacción y elaboración del Plan de autoprotección del Estadio Municipal de La Romareda emitida por Coviar.
  • Y una última de 36.942,89 €, fechada también el 15 de noviembre de 2019, relativa a materiales del alumbrado suministrado por JAB Aragón SL.

Llama la atención que el mismo día de la presentación de la justificación (fechada el 15 de noviembre) se entreguen dos facturas de ese mismo día. Tanto es así, que el club reconoce en su escrito que no ha aportado todos los «documentos justificativos del pago de esas facturas» y que lo hará más adelante, lo que no es óbice para que reclame «la tramitación del abono con carácter complementario de los 80.000 €» restantes.

Por tanto, de los 400.000 €. de dinero público que el Ayuntamiento pensó que se empleara para adecentar los asientos, el R. Zaragoza tan sólo gastó el 0,97% (3.900 €) en ello, destinándose el resto de la partida a cuestiones que no redundan directamente en los aficionados y que el club hubiera tenido que asumir por sus propios medios de cualquier manera para cumplir con las normas de la LFP. Y todo ello con el beneplácito del Gobierno de Azcón.

 

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here