Inicio España El PSOE vuelve a ser el más votado pero perdiendo 700.000 votos

El PSOE vuelve a ser el más votado pero perdiendo 700.000 votos

Ciudadanos se hunde y sus votos van al PP y la ultraderecha, que no logan sumar. Unidos Podemos resiste aunque perdiendo 7 diputados

Con esta repetición electoral Pedro Sánchez ha perdido el control del Senado

0

Las elecciones del 10 de noviembre dejan un Congreso muy fragmentado en el que los principales partidos estarán representados de manera muy distinta, ya que las leves caídas en escaños del PSOE (tres menos) y de Unidas Podemos (siete menos) contrastan con los crecimientos notables del PP (22 más) y, sobre todo, de Vox (28 más) y el hundimiento de Cs.

Cuarenta y siete diputados se ha dejado en el camino de estas elecciones la formación de Albert Rivera, convertido este domingo en el gran derrotado. Ciudadanos se erigió en tercera fuerza el 28 de abril debido a sus 52 escaños; desde este domingo es la quinta con 10 y Albert Rivera ha dimitido como líder del partido, asegurando que deja la política.

Mailrelay, email marketing

Le ha sobrepasado un Unidas Podemos que ha soportado el envite pero pasa de 42 a 35 parlamentarios, incluidas las confluencias catalana y valenciana. También le sobrepasa a Ciudadanos ERC, que a pesar de perder dos diputados, de 15 a 13, ha ascendido a cuarto partido en presencia parlamentaria.

El PSOE de Pedro Sánchez ha vuelto a ganar las elecciones, pero ha menguado su número de escaños, de 123 a 120 como consecuencia de haber perdido más de 700.000 votos.

La distancia con el segundo ha adelgazado también: los socialistas aventajaron al PP en abril en 57 escaños, pero ahora la brecha se ha estrechado a una diferencia de 32. Porque el PP ha experimentado un notable incremento gracias a sus poco más de cinco millones de votos, casi 700.000 sufragios más que hace seis meses. Ello le ha permitido pasar de 66 diputados a 88.

Vox fue irrelevante la pasada legislatura, a pesar de su potente irrupción en la Cámara Baja. Con 24 escaños, su campo de acción era limitado, pero ahora, con 52, podrá sacar más músculo, por ejemplo para presentar las más de 50 firmas exigidas en la interposición de recursos de inconstitucionalidad. La formación de Santiago Abascal ha aumentado en un millón de votos sus registros del 28 de abril, de 2,6 a 3,6 millones de papeletas.

Pablo Iglesias y las confluencias de Unidas Podemos (En Comú Podem en Cataluña y Podemos Esquerra Unida en Comunidad Valenciana) se han resentido, aunque no tanto.  Los 42 escaños que logró el grupo confederal en los anteriores comicios han bajado a 35, lo que en gran medida se debe a la resistencia de En Comú Podem, que ha mantenido sus siete escaños.

ERC ha ganado las elecciones en Cataluña aunque ha caído a 13 parlamentarios a causa de una pérdida de unos 50.000 votos. Sin embargo, ha superado a Cs y es la cuarta fuerza parlamentaria. El País Vasco tendrá dos grupos parlamentarios: el PNV, que ha pasado de seis a siete escaños, y Bildu, que añade uno a sus cuatro diputados de la pasada legislatura.

Tras ellos, una panoplia de partidos que se integrarán en un nutrido y variado Grupo Mixto: JxCat (8), Maís País-Mes Compromís (3), Coalición Canaria-Nueva Canarias (2), la CUP (2), Navarra Suma (2), BNG, PRC y Teruel Existe (1).

 

Pedro Sánchez pierde el control del Senado

Las elecciones de abril dieron al PSOE la llave de la aplicación del artículo 155 de la Constitución al concederle mayoría absoluta en el Senado, la Cámara a la que le corresponde aplicar este precepto, pero los comicios de hoy le han quitado esta potestad para la que ahora será imprescindible el PP.

Las peticiones para activar por segunda vez el artículo 155 de la Constitución en Cataluña ante la deriva de la crisis en esta comunidad autónoma por las reacciones a la sentencia del «procés» han sido recurrentes en la campaña electoral, sobre todo por parte del PP, Vox y Ciudadanos, quienes han reclamado la aplicación del precepto.

Corresponde en todo caso al Gobierno iniciar el procedimiento, pero si hasta ahora la concurrencia del PSOE -por otra parte reacio a su aplicación- era imprescindible por su control del Senado, al perder la mayoría absoluta en la Cámara Alta cualquier decisión al respecto tendrá que pasar imperiosamente por un acuerdo con el Partido Popular.

Eso sí, con 110 escaños del PSOE y 95 del PP, ambos partidos reunirían juntos 205 escaños que superan con holgura la mayoría absoluta fijada en los 133 votos. Al no poder emprender los socialistas este camino en solitario, el papel de los populares se revela fundamental, sobre todo porque el peso de los otros dos partidos que han reclamado la aplicación del artículo 155 es muy minoritario en la Cámara Alta.

Tras las elecciones de hoy, Ciudadanos se queda con ocho senadores designados por parlamentos autonómicos, mientras Vox solo cuenta con tres representantes en la Cámara Alta.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here