Inicio Aragón El PP lanza a Rudi a por el récord de Aragón: 40...

El PP lanza a Rudi a por el récord de Aragón: 40 años seguidos en cargos públicos

Los conservadores renuncian a la renovación pese al achique de su espacio político por Ciudadanos y Vox y confirman que la expresidenta de la comunidad y exalcaldesa de Zaragoza es su candidata a repetir como senadora autonómica

0
Luisa Fernanda Rudi, que debutó en la actividad política en 1983, sigue contando con el apoyo de Luis María Beamonte, su sucesor al frente del PP aragonés.

Cuarenta años en cargos públicos. Esa es la marca hacia la que se encamina Luisa Fernanda Rudi después de que el PP aragonés la haya designado como candidata a senadora autonómica, cargo en el que, salvo improbables alianzas en las Cortes de su principal competidor en el centro-derecha, C’s, repetirá a partir del mes de septiembre.

Los populares renuncian con esa decisión a acometer un ejercicio de renovación en sus filas tras un achique de su espacio político, y la consiguiente reducción del volumen de cargos públicos disponibles para sus cuadros, en el que la pérdida de votos se ha visto acentuada por el crecimiento de Ciudadanos y la irrupción de Vox: los 269.729 sufragios que llevaron a Rudi a la presidencia del Gobierno de Aragón en 2011 cayeron a 183.654 en mayo de 2015 y se habían reducido a 139.660, apenas la mitad, el pasado 26-M.

Mailrelay, email marketing

Pese a ello, el PP aragonés que preside Luis María Beamonte ha optado por prolongar la vida política de Rudi, quien, de terminar la legislatura 2019-2023 como senadora autonómica, habrá establecido un récord en las instituciones aragonesas al mantenerse durante algo más de cuatro décadas, de junio de 1983 a septiembre de 2023, en cargos públicos.

¿Sale Iglesias y entra Biel?

Esas cuatro décadas suponen un récord autonómico de permanencia ininterrumpida en el sillón al que únicamente pueden hacerle sombra, aunque con matices, dos de los candidatos que se están disputando, cuando menos en los mentideros, el otro escaño de senador autonómico, el que por representación parlamentaria le corresponde al PSOE: el expresidente Marcelino Iglesias, que es quien lo ocupa en la actualidad, y el exlíder del Par José Ángel Biel, al que los rumores sitúan en la cámara alta dentro de uno de los flecos de los acuerdos entre los socialistas y los aragonesistas de centro-derecha que este miércoles dieron a Javier Lambán su segunda investidura para presidir la DGA.

Sin embargo, la duración de las carreras de ambos presenta algunos matices con respecto a la de Rudi.

Iglesias accedió a su primer cargo público el mismo año que Rudi, en 1983, aunque lo hizo en el ámbito local cuando, tras ser elegido alcalde de Bonansa, un pequeño pueblo del Pirineo oscense, entró en la Diputación Provincial de Huesca, que presidiría de 1987 a 1995. No obstante, fuentes parlamentarias dan por hecha la salida de la vida política del único candidato que ha logrado ser investido en tres ocasiones (1999, 2003 y 2007) como presidente del Gobierno de Aragón.

Biel superaría a Rudi en permanencia en cargos públicos, ya que sumaría cuatro años a los 38 que pasó entre en Congreso, del que formó parte en la legislatura constituyente de 1977 a 1979. Sin embargo, su carrera política, que incluye haber sido consejero de la DGA en cinco gobiernos (vicepresidente en uno de ellos) y presidente de las Cortes entre 2011 y 2015, además de un breve paso por el Senado entre 1979 y 1982, se interrumpió hace cuatro años.

La mujer que rompe techos de cristal

Rudi debutó en la política como diputada autonómica de Alianza Popular en la primavera de 1983, antes de cumplir los 33 años y uno después de haberse afiliado al partido de Manuel Fraga y de haberse presentado sin éxito como candidata por Zaragoza en las generales de octubre de 1982.

No llegó a acabar la legislatura, ya que en junio de 1986, al segundo intento, sí obtuvo el acta de diputada estatal. Permaneció en el Congreso hasta que, en marzo de 1996, el PP de José María Aznar desbancó al PSOE tras una ajustada ventaja (menos de 300.000 votos y quince diputados) y gracias al apoyo de los nacionalistas catalanes, vascos y canarios.

Para entonces, Rudi ya había roto el primero de sus tres techos de cristal al haber resultado investida en junio de 1995 como la primera alcaldesa de Zaragoza, cargo que compaginó durante nueve meses con el de diputada, al         que regresaría en marzo de 2000, a los diez meses de las últimas elecciones y tras dejar a José Atarés como sucesor, para quebrar el segundo tejado con la presidencia del Congreso.

Cuatro años después obtenía acta de eurodiputada para, tras un cuatrienio en Estrasburgo, regresar al Congreso, ahora como diputada de a pie, en 2008, en las segundas elecciones en las que Mariano Rajoy caía derrotado por José Luis Rodríguez Zapatero.

Le quedaban dos, o tres, según se mire, techos de cristal por reventar: primera presidenta del Gobierno de Aragón (2011-2019), primera senadora autonómica (2015-2019) y primera mujer que repite en ese último cargo (2019-2023).

Su permanencia en la cámara alta tiene, por otra parte, la bendición de la dirección de Pablo Casado, que la designó este martes para ocupar una de las vicepresidencias de comisión en el Senado que le ha correspondido al PP.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here