Inicio Opinión Asalto a la sanidad pública, entre camisas viejas y globalización salvaje (y...

Asalto a la sanidad pública, entre camisas viejas y globalización salvaje (y II)

0

En el artículo anterior hicimos un breve recorrido por los antecedentes políticos de la familia Muro en Zaragoza. A través de Pilar Muro y su marido Publio Cordón, esta familia fue propietaria hasta 2015 del Grupo Quirón, aspirante a construir el macro hospital privado en los terrenos que el actual gobierno del Ayuntamiento ha tenido a bien recalificar para tal uso.

Los Muro se dedican ahora a gestionar su patrimonio concentrado en su holding familiar Philyra S.A.. El año pasado Philyra financió la creación Blue Healthcare, presidida por Pilar Muro y con presencia de su hija María Cordón. Esta clínica, con centros en Madrid, tiene por objeto la medicina preventiva y salud mental.

Mailrelay, email marketing

De una familia a otra

Desde principios de 2017 Quirón está en manos del Grupo alemán Fresenius a través de su compañía Helios, el primer operador hospitalario europeo, con más de 100.000 empleados que gestiona cerca de 150 centros sanitarios. Ambas marcas se mantienen en sus respectivos países, Quirón Salud en España y Helios en Alemania. El principal accionista de Fresenius es una fundación sin ánimo de lucro, denominada Else KrönerFresenius-Stiftung, también de origen familiar. A partir de la década de los noventa Fresenius apostó por jugar en la liga global, es decir, en esa competición por concentrar Capital a base de compras o alianzas con otros linajes empresariales.

No se conocen vinculaciones empresariales por el momento entre los actuales propietarios del Grupo Quirón y Blue Healthcare. Aunque posicionados ambos en el sector de la salud, las líneas de negocio de uno y otro grupo son distintas, y nada impide pensar en futuras colaboraciones.

¿Quién es Ribera Salud?

En cuanto a Ribera Salud, el otro postor que puja por los terrenos recalificados por el Ayuntamiento, es propiedad del Banco Sabadell y de Centene Corporation, una multinacional norteamericana de servicios sanitarios que ya gestiona los hospitales de Torrejón de Ardoz, Torrevieja, Denia y recientemente el Policlínico de Vigo. Con la llegada de Trump al poder, las dudas sobre el futuro de las políticas de salud de Obama hicieron desperezarse al gigante y lanzar sus tentáculos fuera de EE.UU. Ya saben, el aleteo de una mariposa en Washington puede provocar una recalificación en Zaragoza.

¿Y quiénes son los dueños de Centene Corporation? No se van a llevar ninguna sorpresa. El accionariado se reparte entre inversores institucionales y fondos de inversión. Entre los primeros, los gigantes Vanguard Group, State Street Corporation, FMR y un viejo conocido, Blackrock. Estos inversores institucionales gestionan fondos (por ejemplo, más de 420 por todo el mundo Vanguard) algunos de los cuales a su vez participan también en el capital de Centene. ¿Y quiénes son Vanguard Group, State Street Corporation, FMR y Blackrock? Pues los accionistas mayoritarios de entidades financieras y empresas globales como Bank of America, Wells Fargo, JP Morgan, Citygroup, Exxon Mobile, BP… Además de participar en el capital de Monsanto, Coca-Cola, General Electric, Boeing, HP, Intel, Walt Disney, CBS, NBC… ¿Y a quiénes pertenecen estos cuatro Fondos? Pues, como las monarquías endogámicas, en gran parte se pertenecen entre sí. En resumen, los dueños del mundo. Y así es como tenemos aquí, en la misma Zaragoza, una réplica de ese choque tectónico que forman los intereses globales de EEUU y la Unión Europea.

Ya ven, los árboles genealógicos de nobles, infanzones y muñidores se sustituye ahora por una telaraña accionarial cada vez más densa y asfixiante. Así que el “capitalismo patrio”, provinciano, parasitario y explotador, fruto del compadreo durante siglos de favores y otros menesteres, a veces consanguíneos, entre virreyes y patrones, cede el paso a otro capitalismo, global, parasitario y explotador, consecuencia de eso que llaman “colaboración público-privada” y que, en resumidas cuentas, viene a traer una depredación similar, pero a mayor escala.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here