Inicio Aragón Aragonesa mayor de 45 busca (sin éxito) empleo

Aragonesa mayor de 45 busca (sin éxito) empleo

Más de la cuarta parte de los parados de la comunidad son mujeres mayores de 45 años, un colectivo que sufre al mismo tiempo las mayores cotas de desempleo y de precariedad

0
Las mujeres de más de 45 años ya son el grupo de desempleados más numeroso en la comunidad.

Casi uno de cada tres desempleados aragoneses son mujeres de más de 45 años, un colectivo en el que la feminización de la pobreza confluye con las dificultades que el mercado laboral aragonés está demostrando tener para absorber a las personas que caen en el paro tras haber superado, al menos en edad, la primera mitad de su vida laboral.

Los datos del desempleo por provincias del mes de febrero que difunde el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) confirman, con un llamativo sesgo de género, algo que ya había comenzado a avanzar la EPA (Encuesta de Población Activa), cuya media de trimestres apuntaba a un constante aumento del peso porcentual de los parados de los grupos de edad más avanzados en la comunidad.

Fruteria online

Las cifras del SEPE dejan lugar a pocas dudas: en Aragón había registrados a 28 de febrero 66.692 desempleados, y 19.594 de ellos, el 29,37%, eran mujeres de más de 45 años. Se trata del grupo más numeroso de parados tanto en Zaragoza (15.747 de 52.593) como en Teruel (1.601 de 5.719), mientras que en Huesca se imponen las de 25 a 44 años (2.354 de 8.650), aunque con una exigua ventaja de 108.

Más de la mitad de esas desempleadas (11.460) se localizan en la capital de la comunidad, donde también resultan llamativos los elevados índices de precariedad laboral que padece este colectivo: un tercio de las contrataciones que se formalizaron en la provincia a lo largo del mes de febrero (10.419 de 31.550), y una cuarta parte de las de todo Aragón (10.419 de 41.580), fueron incorporaciones eventuales de mujeres de más de 45 años, un registro que supera con claridad los que arroja cualquiera de los otros grupos de edad, tanto en hombres como en mujeres.

La precariedad y el peso de los servicios

Esos elevados niveles de desempleo y de precariedad se deben, principalmente, a la actividad del sector servicios, en el que en ámbitos como el comercio y la hostelería, en los que la ocupación presenta elevados índices de feminización, son cada vez más frecuentes las contrataciones por días, a menudo coincidiendo con los picos de trabajo de los fines de semana.

Algo más de dos tercios de los contratos de trabajo formalizados en el mes de febrero en la provincia de Zaragoza (21.335 de 31.550) correspondían a empleos en este sector, el grueso de ellos (17.296) en la capital.

El peso de esos contratos se mantiene en el resto de las provincias, con una menor presencia (2.183 de 3.774, el 56,4%) en Teruel.

Los datos del desempleo que difunde el SEPE, por otro lado, confirman cómo se mantiene la tendencia a la femenización que las listas del paro han ido registrando en los últimos años en la comunidad: ellas, con 40.074 inscritas como demandantes al cierre del mes, suponían el 60% del total.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here