Inicio Opinión Albert Rivera se pira

Albert Rivera se pira

0
Inés Arrimadas haciendo gestos en el Congreso

Albert Rivera se va, pero siempre estará en nuestros corazones porque nos deja un legado que perdurará años. Como decía el ex senador Óscar Guardingo, la aportación de Albert Rivera a la política española ha sido haber fanatizado a un electorado que ha llevado del centro a la extrema derecha. Rivera ha contribuido como nadie a incendiar el conflicto catalán y a derechizar a la sociedad española. Tuvo una intuición especial para saber leer los más bajos instintos de la peor España y azuzarlos para despertar a un nacionalismo español que ahora será muy difícil volver a hibernar.

Alguien dijo que el programa de Vox sólo era el de Ciudadanos leído a ladridos, y es verdad. El problema de jugar a colocar en el debate público argumentos e ideas ultras para pillar unos votos es que cuando vienen los ultras de verdad se te llevan por delante. Si juegas a ser facha, cuando vienen los verdaderos fachas, te pasan por encima. Casado ya está tomando nota.

Mailrelay, email marketing

Ciudadanos no fue inventado por el IBEX 35, no, pero sí que fue refundado, reprogramado, por los grandes poderes de España para enfrentar a los enemigos del Régimen, Podemos y el independentismo catalán. Con Ciudadanos hemos aprendido cómo se las gasta la oligarquía española, cómo se crea un partido y se le encumbra hasta ser opción de gobierno a base de encuestas y programas de TV. El problema de la creación de un clima propicio para el crecimiento de Ciudadanos y la erosión de Podemos es que en el mismo sembrado pueden crecer otras hierbas inesperadas, como Vox. Si toda la agenda Setting está bloqueada en los temas que peor le van a la izquierda y mejor a la derecha, Abascal se ve como pez en el agua.

Y claro, hay gente poderosa en España a la que Vox le parece un invento genial. Un partido ultraderechista no se hace importante de casualidad o porque su líder o su comunicación sean hábiles. El fascismo se hace grande porque se le riega y se cuida con mimo desde el poder, porque Ana Rosa, Espejo Público, La Cope y toda la «Brunete mediática» lo blanquean y lo presentan como una opción respetable más, incluso mejor que Podemos.

Rivera se pira porque los poderes que lo auparon no le perdonaron su autonomía política. El IBEX abandonó a Rivera y éste lo ha pagado caro. Sin medios apoyándole a cada chorrada que hacía o decía, Rivera se convirtió en un mamarracho que cada vez sacaba más gadgets en los debates electorales, haciendo pasar vergüenza ajena a todos los espectadores. Su nivel de patetismo en esta campaña ha superado todos los medidores de ridículo: el perrito, los liberales ibéricos, el adoquín… por no olvidar su política de la provocación en Altsasua, en Miravalles, en pueblos de mayorías independentistas… todas convenientemente justificadas por los medios en tiempo real.

El futuro de Ciudadanos es un misterio. A ver que hacen con él sus dueños. ¿Liquidarlo? ¿Fusionarlo? ¿Hacer de él el partido bisagra liberal para dar estabilidad al Régimen? Quién sabe. Los demás ahora tendremos que ver cómo arreglamos este incendio que él contribuyó a extender.

Rivera se va, pero ha dejado un país peor tras él.

Gracias por nada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here